El Amor va de la mano de la Bolsa.

Curioso título para lo que suelo poner, pero hoy voy a hacer una entrada diferente, no sólo porque sea domingo sino, porque tras una conversación o debate tras la lectura de un artículo sobre el amor y sus desavenencias, me surgió en la cabeza esta idea de que el amor y la Bolsa van de la mano, y aunque parezca raro, la Bolsa es una buena guía de cómo funciona la vida. Otra cosa es saber cómo interpretarla. Y la Bolsa también 🙂

Hay un montón de términos sobre Bolsa que he ido explicando a lo largo de este año que los podéis encontrar en ‘Sabores de Bolsa’, pero voy a dar mi opinión sobre por qué el amor no se diferencia de la Bolsa. Es mi opinión, no se vaya a molestar ningún amoroso o amorosa…

Cuando compras acciones creas una relación de inversión con una compañía que te deja sus títulos. Al igual que cuando empiezas una relación de pareja, la otra persona te deja su corazón a cambio que tu abras el tuyo. Lo normal es que compres para que esas acciones suban y suban y te den dinero y felicidad. En la pareja, lo mismo. Existe un aforismo bursátil que dice que hay que dejar correr los beneficios cuando una acción está en subida libre, sin miedo a las alturas. En una relación igual, no hay que tener miedo a que todo vaya bien (eso en teoría)

Siempre habrá pequeñas correcciones en la acción que no afeará el aspecto técnico alcista de la misma. En el amor siempre habrá discusiones que no apagarán la llama de la pareja. El problema es cuando hay miedo a las alturas, que vendes las acciones antes de llegar a objetivo, y te arrepientes o te cabreas por este fallo. En el amor igual, porque algun@s dejan las parejas por miedo a que todo qué funciona tan bien, se rompa algún día, y no esperan a que ocurra eso. Y luego se arrepienten del error al verse fuera de la misma. En bolsa te llevas unas plusvalías aunque hayas vendido antes de tiempo. En una pareja, te llevas cara de bobo (sobre todo la persona que ha sido abandonada por mieditis del otr@)

Otro aforismo bursátil complementario del anterior, es que hay que cortar las pérdidas de inmediato, el famoso stop-loss, que es marcar de antemano un precio por debajo de tu precio de compra, por si se ponen las cosas feas, salir corriendo de esas acciones y salvar tu capital, aunque hayas tenido pérdidas. Vender. Curiosamente, mientras hay gente que le da miedo tener beneficios, hay inversores que aguantan pérdidas y pérdidas y no se deshacen de esas acciones bajistas. En el amor, igual. Lo deseable es saber cuál es el stop-loss o límite sentimental de cada uno de nosotros, saber hasta qué punto vamos a aguantar desprecios, malas formas o simplemente inacción por parte de la pareja. Pero llegado a ese límite, al igual que en Bolsa, la gente piensa que su pareja va a cambiar, y aguanta y aguanta las pérdidas en la relación amorosa hasta límites de desgaste emocional que tienden a cero. Como en Bolsa.

Es muy difícil cortar por lo sano; es lo que más cuesta aprender en Bolsa, sobre todo con acciones que sueñas comprar desde hace mucho tiempo y, cuando las compras, batacazo y no paran de bajar. Hay que venderlas y a otra cosa mariposa. En el amor, pues que cada uno juzgue la similitud. Los viejos del lugar, grandes inversores por ello, dicen que nunca hay que enamorarse de un valor y ser prácticos; dejar correr los beneficios y disfrutar mientras duren, pero cortar de sano las pérdidas y poner stop-loss para proteger nuestro capital.

¿Protegemos en consonancia nuestro corazón? En la vida como en la Bolsa, está todo inventando. Como un buen juez, no debemos descubrir las Américas a estas alturas, sino saber bien interpretar las leyes, y según en qué momento nos encontremos, y a que situación nos enfrentamos tanto en el amor, como en los mercados financieros. El famoso momentum bursátil. ¿Tienes tu ahora un buen momentum sentimental? Pues aplícale los aforismos bursátiles y la vida te saldrá redonda 🙂 (eso es la práctica)

Anuncios

Etiquetado:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: